Desde los primeros años de vida independiente, los sectores económicos del país se organizaron con el objetivo de ayudar a crear un ambiente favorable a la inversión y al crecimiento económico. La primera de estas instituciones, la Sociedad Económica de Amigos del País, incorporó en su seno a un grupo de prestigiosos y notables ciudadanos, quienes con su vocación de progreso y su visión de largo plazo, contribuyeron al desarrollo del aparato productivo del país.

Con el devenir de los años y la diversificación de la actividad productiva fueron creándose nuevas organizaciones que respondían, en gran medida, a la expansión y dinamismo de nuevos sectores productivos. 

El 16 de enero de 1957 en la sede social de la Cámara de Industria de Guatemala, se realizó la primera reunión del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF) encabezada por Enrique C. Novella, Enrique Matheu, Julio Briz, Virgilio García Valle y Gabriel Fernández, ante la presencia de los directores de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG): Luis E. Porras, de Cámara de Comercio, Enrique García Salas y Roberto Alejos. También de los directores de la Asociación General de Agricultores y los Directores de la Asociación General de Industriales de Guatemala, señores Alfonso Sobalvarro, Juan M. Recinos y Rafael David. 

El CACIF se creó en un panorama político caracterizado por la lucha contra la amenaza comunista, avivada tras la muerte del presidente Carlos Castillo Armas, que nunca fue aclarada, y la convocatoria a elecciones. Todo enmarcado en la Guerra Fría. Por otra parte, el CACIF también dio inicio a sus actividades en un ambiente de optimismo por la integración del istmo centroamericano, no con miras políticas sino económicas con la expectativa de un futuro más promisorio para las actividades productivas. 

Establecida la importancia de la organización conjunta del sector privado, el Comité Coordinador se constituyó definitivamente a partir de 1959, cuando se instaló en el edificio social de la Cámara de Industria de Guatemala, 3ª. Avenida 12-22, zona 1. Los estatutos del Comité fueron aprobados por medio de Acuerdo Gubernativo de fecha 24 de abril de 1961. 

Los dos primeros años fueron fundamentales para dejar en claro a todos los empresarios y organizaciones empresariales la importancia de la actividad coordinada, lo que estimuló su consolidación como el ente más representativo del empresariado organizado del país.

Segunda Asamblea Empresarial del Tercer Milenio, Juntos por Guatemala.jpg

El segundo decenio de actividades del Comité Coordinador estuvo marcado por serios golpes a la iniciativa privada y por el aumento de la violencia política. Entre estos hechos estuvo el incendio de varios almacenes la noche del 14 de diciembre de 1967, así como secuestros y asesinatos de integrantes del sector. 

El tercer decenio de sus labores, estuvo marcado por la violencia que imperó en el país, fruto de enfrentamientos entre el Ejército y la guerrilla, así como por la búsqueda de la instauración de la democracia en el país. En el interior del CACIF, las actividades habituales continuaban con aparente tranquilidad. Fue en esta década que traslada sus oficinas al recién inaugurado edificio de Cámara de Industria de Guatemala, en Ruta 6, 9-21, zona 4. Las actividades más destacadas incluyeron la participación en el proyecto de Tratado Marco de Integración Centroamericana. Se participó en la revisión de salarios mínimos y la política laboral. Además se estudió la Ley de Bancos. 

El 23 de mayo de 1980 fue asesinado Alberto Habie Mishaan, personero de la fábrica de textiles Intexa y quien en esos momentos era el presidente del CACIF. En esta misma década también fueron asesinados los ex presidentes Roberto Castañeda y José Villaverde. 

En la década de los noventas, el CACIF hizo varias propuestas para convertir a Guatemala en uno de los diez países punteros en América Latina. Se presentó al gobierno el estudio “Guatemala: reflexiones del pasado, consideraciones del presente y recomendaciones para el futuro”, que comparaba el nivel de desarrollo de cada uno de los departamentos entre sí. Siempre se habían hecho comparaciones con otros países. Además, el Sector Empresarial propuso al gobierno prestigiar la inversión social, garantizar la calidad del gasto público y promover el desarrollo social. Cuando este estudio fue presentado ante el BID y el Banco Mundial, recibió elogios. 

Una nueva etapa se inició en 1996, con la firma de la paz que puso fin a 36 años de conflicto armado interno y con la privatización de empresas estatales. El empresariado organizado tuvo que hacer frente a nuevos retos. En este nuevo comienzo, el CACIF propuso invertir en infraestructura y agilizar el ingreso a la globalización; lograr un tipo de cambio real sin intervención estatal, equilibrar el IVA a nivel centroamericano, eliminar el ISR, promover sanciones por evasión fiscal y lograr la modernización del Estado. En cuanto al comercio exterior, la meta era revisar y formalizar tratados de libre comercio. Promover la competencia y eliminar monopolios. Suprimir obstáculos a importadores y promover infraestructura para el turismo, entre otras.

Caminata de Directivos del CACIF y participantes de la Sociedad Civil dirigiéndose al Congreso de la República para entregar la propuesta de los Acuerdos alcanzados en el Pacto Fiscal.  Junio 2000..jpg

En el año 2000 directivos del CACIF presentaron al Congreso de la República la propuesta de los acuerdos alcanzados en el Pacto Fiscal, para instaurar una mayor disciplina fiscal, fortalecer los mecanismos de recaudación y priorizar la calidad del gasto público. 

El año siguiente, estuvo marcado por una fuerte tensión del gobierno con la iniciativa privada y otros sectores del país. El punto álgido fue el Paro Nacional del 1 de agosto del 2001, denominado “El Día de la Dignidad”, que estuvo coordinado por el CACIF en protesta por las medidas impositivas de un gobierno que no aceptaba conversar con el sector privado. Esta protesta concluyó exitosamente con el cierre de más del 90% de la actividad productiva. 

A raíz de esta confrontación, se dieron las condiciones para fundar Foro Guatemala, que desde entonces es un espacio de naturaleza sociopolítica y técnica, en donde confluyen instituciones y organizaciones pertenecientes a diferentes sectores de la sociedad guatemalteca, cuyo compromiso fundamental es contribuir a la consolidación de la institucionalidad del país y al establecimiento de nuevas y mejores relaciones de convivencia social y política. 

El año 2004 inició con la firma de un Acuerdo de Gobernabilidad en el Congreso y con el gobierno entrante se anunció “el fin de la confrontación generada por la anterior administración”

En esta nueva etapa se elaboró el plan de acción para la aprobación del TLC en el Congreso; se estudió la Ley del Adulto Mayor; reformas al Código Aduanero Centroamericano; modificación del Código de Trabajo; la Ley Orgánica del Inguat y Reglamento de la Ley del Sistema Nacional de la Calidad; se planteó una acción de inconstitucionalidad en contra del Artículo 91 de la Ley de Registro de Información Catastral. También se hizo contacto con los partidos políticos para conocer sus programas de gobierno; se participó en la asamblea de presidentes de Fedepricap, en la que se autorizaron cambios de estatutos. Por otra parte, en el tema salarial, se participó en la aprobación de contratos por hora, Convenio 175 de la OIT y se apoyó a la CICIG. 

El 2006 fue, según los analistas, un año positivo. Con la entrada en vigencia del TLC con Estados Unidos se dieron garantías para la inversión extranjera. El comercio se incrementó en un 15% sobre el año anterior, mientras que el ingreso por remesas familiares llegó a más de US$3 mil millones, lo que superó los US$617 millones al 2005. 

Recién cumplidas sus bodas de oro, la institución continuó con su labor. Se interesó en el comercio libre con la región del Caribe y propuso una salida práctica al retorno de trabajadores que entraron en forma ilegal a Estados Unidos y fueron deportados. Una publicación del matutino Prensa Libre tituló: “CACIF interesado en ofrecer trabajo a los guatemaltecos deportados de Estados Unidos que hablan inglés”. A petición de la cancillería, los empresarios se comprometieron a buscar dónde colocarlos. Uno de los tipos de empleos ofrecidos fue de receptor de call center. Actualmente se cuenta con aproximadamente 20 call centers que sirven a cuentas internacionales y 55 call centers in-house que gestionan los servicios de su propia empresa. Esta industria provee actualmente 16,400 puestos de trabajo directos, de los cuales 9,000 son bilingües. 

Asamblea Extraordinaria de Juntas Directivas de las Entidades Afiliadas al CACIF, donde se solicitó al Congreso de la República de Guatemala la aprobación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos..jpg

En el 2008 el Cacif propone modificar la legislación para permitir la reinversión de utilidades destinadas a generar empleo y oportunidades, y ratificar e implementar el convenio 175 de la Organización Internacional de Trabajo para permitir que se generen más fuentes de empleo y paliar así la crisis económica del país. 

En octubre de 2009, el directorio del CACIF aprobó una reforma estatutaria, para impulsar a la entidad a un proceso de actualización en diversos ámbitos de su labor institucional.

En los últimos años el CACIF ha enfocado sus esfuerzos en generar propuestas que contribuyan al desarrollo socioeconómico del país, entre las que figura la propuesta Kab’ Awil, de la que se deriva el plan METAS (Mundo, Equidad, Trabajo, Ancla, Sociedad) que busca cambiar el rumbo del país. 

En 2010, conjuntamente con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y Jóvenes por Guatemala, se lanzó el Premio IDEA, un certamen dirigido a motivar la participación de jóvenes universitarios guatemaltecos en la generación de propuestas y acciones innovadoras que puedan impactar significativamente en la solución de problemas que ocasionan los desastres naturales. 

En 2011, el Sector Empresarial Organizado presentó a la opinión pública 2012 Nuevo Principio, un documento que propone una visión transformadora de la realidad nacional, que permita rescatar la identidad de la cultura, recuperar los valores que distinguen favorablemente a los guatemaltecos en cualquier lugar del mundo y se puedan poner en acción los talentos con los que cuenta el país. El documento se basa en 4 ejes: recuperar valores, promover el liderazgo de los jóvenes, apostar por la naturaleza y trabajar en una cultura de paz. 

En el tema ambiental, la Comisión de Ambiente del CACIF (Comacif) desarrolló el Modelo de Responsabilidad Ambiental Empresarial, documento que propone dar un paso adelante en el debate público en materia ambiental y sugiere un nuevo rumbo en la historia de este ámbito, con un ejemplo que recoge iniciativas propias que pueden ser una herramienta que garantice la competitividad y sostenibilidad de Guatemala. 

El CACIF también participa en el proceso democrático del país con el Programa de Observadores Electorales (PROE), que da acompañamiento en cada proceso electoral. 

Los 55 años transcurridos desde la fundación del CACIF han sido trascendentales en la vida de Guatemala. Han ocurrido tantos cambios, que difícilmente podrían haberse previsto cuando surgió esta entidad y, sin embargo, los mismos principios continúan vigentes y el mismo espíritu emprendedor motiva a las nuevas generaciones, con ideas y proyectos que pueden hacer realidad para mejorar sus inversiones y generar beneficios a toda la comunidad.