Screen Shot 2017-06-21 at 7.28.55 AM.png

Carlos Gabriel Biguria: 

Un hombre de hierro que va al desierto por amor

La añoranza por su país hizo que en 2008 Carlos Gabriel Biguria regresara a Guatemala, luego de desempeñarse exitosamente en una reconocida empresa de tecnología y se incorporara a trabajar en la empresa familiar dedicadaa la producción y exportación de camarón. En 2010 se integró a la Junta Directiva de Agexport con la intención de abrir nuevos mercados a productos guatemaltecos.  Paralelo a ello, participa como presidente de la entidad Empresarios por la Educación.

A nivel personal, Carlos Gabriel es un Ironman triathlon finishers que ha demostrado su temple de acero al lograr excelentes resultados en cada competencia. Su nuevo reto es la Marathon Des Sable, considerada la carrera más “dura sobre la faz de la tierra”. Esta se realizará del 8 al 18de abril en el desierto del Sahara,  a una temperatura de 50 grados centígrados, aproximadamente. En esta ocasión será la más extensa de su historia con 257 kilómetros de recorrido; 91 kilómetros el cuarto día. Para esta maratón, el equipo del que es parte Biguria, integrado por los empresarios guatemaltecos, Juan Francisco Abril, Fausto Chicas yRodolfo Castillo, tuvieron un entrenamiento enfocado y continuo en diferentes escenarios, tantoen las playas de Monterrico, para simular la arena, como subiendo volcanes parafamiliarizarse con las dunas y montañas del desierto.

Biguria comenta que es de gran importancia la preparación emocional y mental, y una firmeconvicción, que esta vez lleva la motivación más gratificante: ayudar aniños del basurero de la zona 3.

El equipo decidió participar en la Marathon Des Sable y competir por una causa benéfica para apoyarla y que fuera su misión en la maratón. Conocieron el proyecto de Guatemaltecos Extraordinarios, el cual se enfoca en ayudar a niños de alto riesgo que están a punto de caer en maras y delincuencia.

Biguria explica que se trata de apoyar aun grupo de niños de un área cercana al barranco de la zona 3, para prevenir que den ese paso de no retorno que los lleva a vivir en un ambiente de violencia. La metodología de este proyecto se basa en el refuerzo de su autoestima, manifestarles   cariño, ayudar a los chicos y a sus familias brindándoles soluciones, demostrándoles que hay personas que creen en ellos y les desean un mejor futuro.

“Hemos hecho un click fabuloso con estos chicos; los hemos visitado en varias ocasiones para trabajar con ellos, contarles cómo es la carrera, nuestro entrenamiento y todo el proceso para participar. En la última oportunidad en la que compartimos nos hicieron una despedida; nos obsequiaron tarjetas hechas por ellos mismos con mensajes de cariño y ánimo para la carrera. Fue muy emotivo, porque seguramente ellos no han recibido estas expresiones de afecto con sus familias. Este es un gran regalo, simplemente por haberles demostrado interés y cariño”, refiere. Agrega que descubrió una “increíble satisfacción” al apoyar un proyecto como este: “Al final sentimos que esto vale mucho más que competir por un tiempo o por satisfacción personal”.

Carlos Gabriel no puede ocultar su entusiasmo y busca que más empresarios se involucren en proyectos como este. “Queremos incentivar a todos los amigos que tenemos en el deporte para que busquen una causa. Asimismo, invitamos a nuestros amigos empresarios y a todos los guatemaltecos, para que sigan nuestro recorrido por medio de nuestra página Team Iron Guate donde también están los datos de la cuenta bancaria para hacer sus donativos”, señaló.

Visiblemente emocionado, explica: “Hay tanta necesidad en Guatemala, que cualquier causa con la que uno se identifique puede hacerla propia y ayudar, no solo con dar dinero, sino con involucrarse yparticipar. La satisfacción que se siente es invaluable, en verdad, que el que sale ganando es uno”.

En la fanpage de Facebook de Guatemaltecos Extraordinarios se observan fotografías de los niños hablándoles al oído a los cuatro deportistas. Los mensajes eran de agradecimiento por preocuparse por ellos. “Vamos a rezar por ti” “Que Dios te bendiga” “Suerte” “Te queremos mucho”, fueron las palabrasque escucharon,  que llevarán al desierto y que les darán energías cuando estén en esos momentos difíciles en los que el cuerpo llegue a su límite.


Otras Entrevistas