elsalvador.com: "Empresarios piden frenar corrupción en Iberoamérica"

elsalvador.JPG

Reunidos en Antigua Guatemala, los representes del sector privado recordaron que este flagelo daña la inversión y genera desconfianza.

Los empresarios de Iberoamérica coincidieron en que los últimos hechos de corrupción en todos los países han demostrado que este flagelo es una amenaza a la libertad económica de los países y que afecta la calidad institucional, la transparencia y la integridad para establecer un clima de negocios que incentive las inversiones y apoye el desarrollo del sector privado.

Por ello, los presidentes de las Organizaciones Empresariales de Iberoamérica, que conforman el Consejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB), pidieron a los Estados que luchen contra la corrupción para superar la crisis de confianza que hay en los ciudadanos y que frena el crecimiento económico.

“El fortalecimiento de los marcos institucionales y legales con un enfoque en su efectividad constituye un requisito indispensable para confrontar la crisis de corrupción que la región enfrenta y es fundamental reducir la discrecionalidad de los funcionarios públicos para lograr la transparencia en la toma de decisiones y la rendición de cuentas efectivas”, dijeron los empresarios, luego de la reunión que sostuvieron en Antigua Guatemala.

Según cifras del CEIB, el costo anual de sobornos es de aproximadamente $ 2 billones (aproximadamente el 2 % del PIB mundial), afectando tanto a países desarrollados como a otros en vía de desarrollo, y además la corrupción disminuye las inversiones en un 5 % y aumenta el costo para hacer negocios en un 10 %.

“La corrupción, además, afecta el clima de negocios y los costos de endeudamiento, generalmente, tienden a aumentar para aquellos países donde este fenómeno tiene una alta percepción; esto afecta el libre mercado y el desarrollo de los empresarios”, agregaron los empresarios en su declaración conjunta luego de la reunión.

Para los empresarios es fundamental que se implementen mecanismos conjuntos que incentiven la transparencia, con una eficaz coordinación y rendición de cuentas de las entidades públicas responsables de prevenir, fiscalizar y sancionar los actos de corrupción en los países del continente.

“Estamos comprometidos con la erradicación de toda forma de corrupción porque consideramos que es requisito esencial para lograr la generación de riqueza una mejor distribución de la misma y la mayor productividad y el crecimiento de nuestras economías de manera sustentable”, puntualizó la declaratoria de los empresarios.

Los líderes y representantes del sector privado hicieron un llamado al respeto a los derechos humanos y a la libre iniciativa privada en los países de Iberoamérica; principalmente ante las reiteradas violaciones en Iberoamérica, sobre todo en Nicaragua y Venezuela donde piden que se promueva un acuerdo político para lograr estabilidad, paz y desarrollo en temas económicos, sociales y de inversión para generar empleo y crecimiento económico.

CACIF