Y después de la Cumbre Iberoamericana... ¿qué?

Por Javier Zepeda

Publicado 18/10/2018

El próximo 14 y 15 de noviembre, representantes del sector empresarial de Iberoamérica nos reuniremos en Antigua Guatemala para discutir acerca de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el rol que el sector privado juega para asegurar su cumplimiento. Los ODS son medidas que el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo planteó como agenda para erradicar la pobreza con el compromiso de no dejar a nadie atrás. Desde distintas esferas, como la desigualdad económica, la paz y la justicia, entre otras, los ODS hacen un llamado universal a despertar de la actitud de espectadores, que la mayoría cómodamente hemos adoptado.

En Guatemala, alcanzar esos objetivos nos pondría un paso adelante hacia el crecimiento y desarrollo que necesitamos. Como sector económico, aportar herramientas para disminuir la pobreza guatemalteca es algo imperante y que, específicamente desde la Cámara de Industria, nos hemos puesto como el principal objetivo en los próximos años.

Basados en los planteamientos de los ODS y viendo nuestra propia realidad de país, hemos trazado una ruta de trabajo que consiste en siete ejes que lograrán promover la inversión y la generación de empleo formal: promover la certeza jurídica, contrarrestar el contrabando, colaborar con las autoridades para mejorar la seguridad, exigir inversión en infraestructura, incrementar los niveles de atracción de inversión e impulsar medidas que mejoren la competitividad.

Durante 2018 hemos trabajado sobre esta línea, y lo seguiremos haciendo, porque creemos que una visión a largo plazo es la mejor forma de traducir en acciones puntuales lo que queremos lograr.

En Guatemala, así como en otros países, padecemos de un sobrediagnóstico que pareciera muchas veces paralizarnos cuando lo que en realidad necesitamos es actuar; salir de nuestra zona de confort y empezar a trabajar por una región que necesita superar la pobreza que afecta a tantos seres humanos. En el caso de Guatemala, podemos empezar con acciones como dejar de consumir o comercializar productos que provienen del contrabando, que además de perjudicar nuestra ya deteriorada economía, ponen en riesgo la salud y la seguridad de los habitantes. Podemos seguir, involucrándonos directamente en la lucha contra la corrupción. Aceptemos que todos hemos sido parte del problema y que ahora debemos ser parte de la solución. Empecemos por vernos a nosotros mismos y dejemos de señalar al vecino, entendiendo que la corrupción es uno de los principales obstáculos para alcanzar los ODS. Al respecto, Cámara de Industria les ofrece unirse al Programa Guate Integra.

Además de reiterar la invitación que, como sector privado de Guatemala hacemos para que usted participe en el XII Encuentro Empresarial Iberoamericano, quiero retarlos a que este encuentro no se convierta en una reunión más en la que abunde la diplomacia, el protocolo y las utopías, regresando después a nuestra trinchera enfocándonos en nuestros propios temas, sin pensar en lo que haremos puntualmente para alcanzar las propuestas planteadas.

Para construir una Iberoamérica más seria, comprometida, unida y con visión a largo plazo, es necesario que empecemos por ponernos el reto de cumplir con estos objetivos y establezcamos acciones simplificadas que nos permitan alcanzarlos en un mediano plazo. Esta es la única forma en la que como región podemos avanzar. Salgamos comprometidos a que se diga que los países iberoamericanos somos modelo a seguir para lograr que los Objetivos de Desarrollo Sostenible se conviertan en una realidad. De lo contario, esta será una cumbre más.

¿Qué pasará después del 15 de noviembre? Eso depende de cada uno de nosotros.

* Director ejecutivo de Cámara de Industria

CACIF