¿QUÉ LE ESPERA AL PRESIDENTE-ELECTO DE EL SALVADOR?

Por Carlos Bran

Publicado el 08/02/2019

El pasado domingo se celebró el proceso electoral en El Salvador, en el pueblo salvadoreño, se eligió al próximo Presidente que gobernará esa nación por los próximos 5 años. Como era de esperarse, el candidato antisistema, el forastero Nayib Bukele, el partido de derecha GANA, arrastraron con una victoria sobre sus oponentes, logrando capturar el 53.7% de los votos, suficiente para proclamar el ganador en la primera vuelta. De esta forma, dejó muy por atrás, el candidato de la coalición conservadora ARENA con un 31,6% del voto y el gran perdedor de la contienda electoral fue el partido oficialista el FMLN con el 13,7% del voto. Bukele no capturó sorprendentemente el voto del partido oficialista del FMLN, sino también un voto de castigo por el descontento de la población con el gobierno actual.

La victoria de Bukele se rompió con el bipartidismo tradicional aunado con una participación del 51% del padrón, y el pueblo salvadoreño. derecha.  

Los seguidores de Bukele no esperaban a los juegos pirotécnicos para celebrar la victoria, aún cuando no se había finalizado el conteo de los votos a la evidente victoria de Bukele sobre los otros candidatos en los conteos.  

Bukele, un empresario joven de 37 años, cuya ideología política es difícil de enmarcar, trata de un partido de izquierda a un partido de derecha y tiene un pensamiento populista que engloba los descontentos de la izquierda y la derecha. Tampoco asistió a los debates. Tampoco recorrió el país entero para hacer una campaña política, sino también una forma muy ágil para hacer un gran número de jóvenes en todo el país, son elementos importantes que considerar.

Su estilo de vestir informal y un milenio, con frecuencia se ve con vaqueros, chaquetas de cuero y gorras volteadas hacia atrás en sus videos, Bukele se vende como una persona joven y moderna. Bukele captó el voto de una población mayoritariamente joven que es apasionada a la tecnología, que vive en las redes sociales y que se transmite a lo largo del tiempo. Todos estos elementos rompen con el estilo tradicional de hacer política. Queda muy claro que en esta contienda electoral los salvadoreños apostaron por el carismático personaje y no por el partido político.

Bukele ha ofrecido a la población una serie de promesas para resolver los problemas del país, sin embargo, como se logrará hacer donde saldrán los fondos para ejecutar en un país altamente endeudado. GEMAR en la Asamblea Legislativa.    

La Asamblea Legislativa se encuentra dominada por 49 diputados de oposición de ARENA y 23 diputados del FMLN. El partido GANA cuenta con 11 escaños en la asamblea, que ni siquiera son diputados de Bukele, que significa que usted tiene que mostrar sus habilidades de negociación política con los resultados para lograr los consensos y mantener una buena relación con el partido político. Asimismo, Bukele debe tener en cuenta las próximas elecciones legislativas hasta el 2021, la oportunidad de abrir el partido GANA de aumentar los escaños en la Asamblea. GANA considera los fondos del estado por cada voto en las elecciones, lo que le va a permitir al partido tener una política de cara a las elecciones legislativas.

Queda por las relaciones entre Bukele y su partido político y se dejará asesorar por su partido, y si integrará su gabinete con las propuestas del partido. Bukele ha demostrado que usted es un personaje que no acepta las órdenes, pero ya está como Presidente de El Salvador necesita de su partido político por diversas razones.

principalCACIFCarlos Bran