Guatemala el país de las oportunidades

Por Pedro Cruz

Publicado 21/01/2018 

Mucho se habla de que Guatemala va de mal en peor. Estamos inundados de mensajes negativos que leemos, oímos y vemos por todos lados. Desafortunadamente, es lo que más vende y más llama la atención. Sin embargo, debemos reflexionar ya que un país que tiene la dicha de tener una posición geográfica tan privilegiada como la de Guatemala significa que siempre tenemos oportunidades.

En primer lugar, veamos varias de las oportunidades que tiene el presidente Jimmy Morales. Es valioso mencionar que se ha continuado con las buenas prácticas en materia de seguridad las cuales se vienen trabajando desde años atrás, específicamente dentro del sistema de seguridad del país Mingob y PNC. El índice de homicidios demuestra una baja y se ha alcanzado 26 por cada 100 mil habitantes, esto comparado con los niveles tan altos que llegamos a tener durante el gobierno de Álvaro Colom. Y es que a pesar de que la percepción de la población es otra, los datos estadísticos muestran información importante como prueba de que algo se está haciendo. En ese sentido, veo dos oportunidades importantes para el Presidente de Guatemala en los próximos meses. La primera es que este año se llevará a cabo la elección de Fiscal General. Quien tiene la última palabra para esta elección es el señor Morales y es allí donde se deberá evidenciar su interés en que la lucha contra la corrupción continúe. Otra oportunidad que se presenta es la cercanía que se ha alcanzado con Estados Unidos a través de varias alianzas estratégicas. Se debería ver la forma en la que se protege a los millones de migrantes guatemaltecos que viven en ese país buscando un mejor futuro. No podemos olvidar que al país le ingresa un aproximado de US$8 mil 192 millones en remesas, lo cual representa un alto porcentaje del PIB. Si recuerdan, esta fue otra de las promesas hechas durante la campaña por Jimmy Morales.

En segundo lugar, podemos mencionar las oportunidades que tiene el Congreso de la República para el periodo legislativo 2018. Lo primero que hay que mencionar es que, si bien es cierto que hay muchos cuestionantes alrededor de la elección de la Junta Directiva, eso mismo se puede convertir en una oportunidad. El Congreso tiene la posibilidad de cambiar su mala percepción con resultados positivos para la población, que los espera ansiosamente. Además, hay un listado de temas que se van a tratar en el hemiciclo parlamentario dentro de los cuales se incluye reforma a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, reformas a la Ley de Servicio Civil, Ley de Competencias, reformas a la Ley de Compras y Contrataciones y muchas otras que podrían contribuir a generar una ruta de país importante y necesaria. Un tema en donde también cobra una participación importante el Congreso es la elección a Fiscal General pues la institución tiene en sus manos elegir a una nómina de seis candidatos la cual luego pasará a manos del Presidente de la República.

En tercer lugar podemos mencionar al actor más importante del país: la ciudadanía. Debemos dejar de ver la manifestación de calle como un logro sino como un derecho a través del cual podemos exigir a nuestras autoridades el cumplimiento de sus funciones. Una ciudadanía que vive en un ambiente de democracia debe tener la capacidad de formarse, informarse y actuar. La participación ciudadana en el 2018 es muy importante, sobre todo porque los procesos de Comisiones de Postulación para Fiscal General son abiertos y buscan ser transparentes a los ojos de la población. Además, como ciudadanos tenemos la responsabilidad de emitir nuestro voto el 15 de abril para que el caso respecto a Belice se pueda discutir en una corte internacional. Otra de las cosas que podemos hacer es conocer cuáles son las reformas que se están discutiendo en el Congreso de la República. Se hablan de muchas reformas a leyes, pero tenemos que conocer bien cuáles son de beneficio inmediato y cuáles deben llevar un proceso de interiorización y análisis que no se tratan de aprobar así por así.

He enumerado varias oportunidades que tenemos como guatemaltecos desde mi punto de vista. No significa que sean las únicas, si no las que yo, como ciudadano, veo de manera inmediata para poder escribir en este espacio. Hago una invitación a todos los guatemaltecos para que reflexionemos cómo, desde nuestro espacio, podemos contribuir con acciones concretas que busquen pasar de la protesta a la propuesta. No vivamos en un mundo de quejas, vivamos en un mundo de acciones donde seamos los actores que hagamos que las cosas pasen.

CACIFInvitado1