Empresas y Derechos Humanos



Respeto a los Derechos Humanos
es una contribución clave
para el desarrollo sostenible

 

La delegación de CACIF y de la Fundación para el Desarrollo (Fundesa) participa en la segunda jornada del Foro de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos, en Ginebra. La agenda del martes ha abordado temas como retos para las Pequeñas y Medianas Empresas, así como la transición de la informalidad al sector formal.

Asistieron en representación del sector empresarial organizado Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de Fundesa; Carla Caballeros, directora ejecutiva de la Cámara del Agro; Eduardo Aguirre y Alfonso Quiñónez, de Cementos Progreso, y María Silvia Pineda y Henning Droege, de la Asociación de Azucareros de Guatemala.

En el marco del Foro, la Organización Internacional de Empleadores emitió el siguiente mensaje:

Declaración de apoyo a los Principios Rectores de la ONU y a los Objetivos de Desarrollo Sostenible:

La histórica adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS) de este año se concentró en las personas como eje del desarrollo sostenible y lanzó un llamado mundial a la acción para construir un futuro más justo, equitativo y sostenible para todos.


Los ODS reconocen el papel crítico que las empresas pueden desempeñar para impulsar el crecimiento económico y el desarrollo, y hace una llamada a las empresas para aplicar la creatividad y la innovación en ayuda a la resolución de los desafíos mundiales de desarrollo sostenible. El financiamiento del sector privado, las actividades económicas y la innovación pueden ser principales impulsores de la productividad, el crecimiento económico inclusivo y la reducción de la pobreza. Áreas críticas de la visión de los ODS son el alcance de una mejor protección, y el respeto, de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la esfera económica. Sin embargo, las brechas de gobernanza dentro y entre los países, a veces permiten que la inversión y el comercio contribuyan enormemente al crecimiento económico y al mismo tiempo afecten, de manera indeseada, a los derechos de las personas vulnerables. Si bien las empresas responsables pueden ser una potente fuerza positiva, las actividades comerciales que no respetan los derechos humanos socavan el desarrollo sostenible.


Esto hace que los Principios Rectores de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanos sean un poderoso y fundamental aliado de los ODS. En efecto, la resolución de la Asamblea General de la ONU que adoptó los ODS (A/RES/70/1) hace referencia explícita a los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos y a las normas laborales de la Organización Internacional del Trabajo. Desde su aprobación unánime por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en 2011, los Principios Rectores se han convertido en un punto de referencia mundial para las funciones, obligaciones y responsabilidades de los Estados y las empresas con respecto a los impactos relacionados con las empresas y los derechos humanos.

 

Nosotras, las organizaciones abajo firmantes, reafirmamos nuestro compromiso con los Principios Rectores de la ONU y por continuar promoviendo su implementación a través de nuestra red de miembros (inclusive a nivel nacional) y de la comunidad empresarial mundial. Instamos a las empresas de todo el mundo a ampliar sus esfuerzos por respetar los derechos humanos universalmente aceptados en todas sus operaciones, cadenas de valor y relaciones comerciales. El cumplimiento de la responsabilidad empresarial hacia el respeto de los derechos humanos es una contribución clave y vehículo mediante el cual las empresas pueden ayudar a alcanzar el objetivo mundial de los ODS de sociedades pacíficas e inclusivas.

.
     • Empresas y Derechos Humanos
.
     • Política Institucional de DD.HH.
.
     • Informe CACIF
       * Ver Ediciones Anteriores